“La enseñanza que deja huellas no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”. H. Hendricks.----////---- “En cuestiones de cultura y de saber sólo se pierde lo que se guarda; sólo se gana lo que se da”. A. Machado ----////----“Un maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos”. E. Garrisson.

El lenguaje es uno de los más notables atributos del hombre. Es el medio por el cual se organizan los procesos del pensamiento y de la comunicación, siendo indispensable para la adquisición de otros saberes.

El niño que comienza su educación formal, llega a la escuela hablando una lengua con la que se expresa. Con esta lengua materna adquirió el lenguaje y continúa adquiriendo y perfeccionando su competencia lingüística.

El aprendizaje de una lengua extranjera es un proceso semejante a la adquisición de la lengua materna, donde el alumno utilizará su competencia lingüística para perfeccionar la adquisición de la nueva lengua.

Los seres humanos nos encontramos rodeados por una variedad de lenguas y dialectos que expresan una multiplicidad de opiniones, literaturas y formas de vida. Además la lengua es un medio de comprendernos a nosotros mismos en nuestra sociedad y de resolver algunos de los problemas y tensiones que surgen en una barrera al mismo tiempo que un medio de comunicación.

El aprendizaje de lenguas extranjeras acerca y abre el espíritu a otras culturas y ofrece una cosmovisión diferente. Además, permite desarrollar un pensamiento más flexible y una estructura mental más diversificada.

El conocimiento de una o más lenguas extranjeras aumenta la posibilidad de una inserción en el mundo laboral. Por lo tanto, su aprendizaje resulta esencial en la formación de las personas.

Facebook